• 55-30-32-66-27
  • contacto@cristinasoria.com.mx

Vida y muerte

Vida y muerte

Vida y muerte

Frente a la actual pandemia, me parece, pensamos más aún en la vida y la muerte. De acuerdo a Riechmannn, la línea del tiempo relacionada al principio de entropía se basa en el hecho de que:

Todo lo vivo –y en particular todo lo humano—está sometido a la segunda ley de la termodinámica, el principio de entropía, que es un principio de degradación, desintegración y deterioro. Pero los seres vivos viven de su propia desintegración combatiéndola con la regeneración

Jorge Riechmann. Tiempo para la vida

Apoptosis

La fotosíntesis, el metabolismo y la apoptosis responden a este principio, combaten la desintegración por medio de la regeneración y parte fundamental de ello es la muerte.

La apoptosis que es la muerte celular programada, es la base de la renovación, ocurre en muchos de los organismos vivos, hasta en los seres humanos

Las células del esqueleto humano, los nervios y los riñones se forman una sola vez y tienen que durar toda la vida; las de la piel tienen una vida media de 19 días; el aparato circulatorio necesita diariamente miles de millones de células nuevas. En unos siete años el cuerpo humano se renueva en un 90%. Se ha calculado que producimos cada año el equivalente a 228 paredes de intestino delgado, 18 hígados y 6 vejigas urinarias.

Jorge Riechmann. Tiempo para la vida

Este video te contará más sobre la Apoptosis

Es sorprendente lo inconsciente que se ha mostrado la cultura occidental de la cercanía que tiene la vida con la muerte y de lo mucho que se necesita para que un organismo en lo individual permanezca.

Vivimos empleando el proceso de nuestra descomposición para rejuvenecernos, hasta el momento en que ya no podemos más

Edgar Morín

Entropía

Por un lado, se entiende como respuesta lógica frente a la entropía, el afán de usar lo que se tiene para luchar a su manera contra la desintegración, pero en contraste, pareciera que el animal humano de la comunidad de occidente guarda dentro de si y de sus sociedades, una potencia entrópica sin precedentes .

Como señala Riechmannn, en apenas tres o cuatro generaciones las comunidades occidentales de animales humanos hemos alterado el clima del planeta, nos terminamos las reservas del petróleo, eliminamos los bosques tropicales y colaboramos a la rápida extinción de gran parte de la fauna del planeta, que en otros tiempos compartía la tierra con nosotros, sin contar la tendencia al exterminio de nuestra propia raza.

Si quieres conocér más acerca de la duración de la vida, te recomiendo EL TIEMPO BUENO

Desde la cultura occidental, se aborrece la muerte como a la peste, se evita en muchos niveles: científico, religioso y filosofíco. En el modo de producción capitalista, hay prisa por tener lo más posible antes de que se agote la vida individual. Se teme a la muerte propia, pero se justifica, cuando se trata de cualquier expresión otra de la vida.

Cristina

Soy Maestra en Comunicación, Licenciada en Diseño y Comunicación Visual por la Universidad Nacional Autónoma de México y estudiante de filosofía (todo en una). Como profesional creo que fundamentalmente damos vida a los sueños de otros, lo demás es vanidad.